Buscar

El autogol de la selección




Dicen quienes saben de medicina que, en el sistema límbico del cerebro, el mismo lugar en donde se produce la sensación del amor, se encuentra también alojada la pasión por el fútbol de todos los que son hinchas. Pero para traerlo a una plaza más cotidiana para los interesados en mercadeo, también se hospeda en los bolsillos.


Ir a un mundial de fútbol para una persona del común, es una cifra gigantesca que posiblemente se verá reflejada en los extractos de su tarjeta de crédito durante muchas cuotas, meses y años. Ahora, imagínese ¿Cuánto dinero deja de recibir una selección de fútbol que no va a un mundial? Y peor aún ¿Cuánto dinero dejan de percibir todos los mercados que se encuentran alrededor del fútbol? Porque no solo se ven en apuros las agencias de viajes, sino, por citar unos ejemplos también se ven afectadas tanto las empresas de bebidas alcohólicas como no alcohólicas, y por ahí derecho los restaurantes, bares, ventas de artículos deportivos, suscripciones de televisión por ‘cable’ y hasta los negocios informales. Porque es común en época mundialista, encontrarse en las calles con ‘puesticos callejeros’ vendiendo las camisetas piratas, gorros y las famosas vuvuzelas referentes a la selección.


Y si bien, el mercado del fútbol es muy amplio y aquellos futboleros de corazón igual van a querer festejar un encuentro entre Argentina Vs. España. Cada cuatro años, aparece un hincha de la ocasión, ese tipo de persona que no entiende ni que es un fuera de lugar, pero se monta en el bus de la victoria para salir a celebrar y por la densidad que representan son un segmento importante de consumo en la época de los mundiales.


Si bien, matemáticamente Colombia aún tiene posibilidades de clasificar, las cosas no están nada fáciles. Pues suma siete partidos sin ganar, 646 minutos sin hacer gol y con los modestos 17 puntos que tiene, solo un milagro de esos que a veces suelen suceder en el fútbol puede cambiar el rumbo de la historia. Porque para alcanzar el puesto de repechaje (que no significa clasificar al mundial), aparte de sumar sus 6 puntos, necesita prácticamente que ni Perú ni Chile ganen sus partidos.


Tiempos atípicos hemos vivimos desde que apareció el Covid 19 y esto ha movido muchas cosas. En las demás ediciones de los mundiales, a comienzo de año ya se sabía si Colombia estaba o no clasificada en el mundial, pero por las modificaciones que ha sufrido el calendario de la Conmebol, muchos empresarios iniciaron el 2022, dedicándole una uva de los deseos de año nuevo para que la selección clasifique al mundial y hasta muchos ya están haciendo cuentas con un dinero que es muy posible que no llegue.


Ahora yéndonos a la cifra dolorosa, la Federación Colombiana de Fútbol, de no clasificar al mundial dejará de recibir cerca de 10 millones de dólares por premios de la FIFA y se espera que la selección como mínimo clasifique a octavos de final como ha pasado en ediciones anteriores, lo que aumentan esta cifra a casi 13 millones de dólares. Además, se estima que los patrocinadores dejarán de aportar cerca de $45.000 millones.


Pero entre comillas, la Federación Colombiana de Fútbol, por sus malos manejos administrativos y deportivos es la dueña de su propio mal. Ahora los daños colaterales se sienten un poco más en diferentes mercados.


Según datos de La República, los bares y restaurante entre noviembre y diciembre (meses en los que se jugará este mundial gracias a las altas temperaturas que se viven en Catar el resto del año) esperaban un aumento en los ingresos entre el 30% y el 40 %. Así, como un sondeo de Fenalco, arrojo que en la época mundialista del 2018 algunas categorías tuvieron alzas significativas como: la cerveza el 37%, los licores el 20%, los televisores el 19%, el vestuario deportivo el 19% y las gaseosas el 12%.


Además, según la W Radio, el balance de las pérdidas se estima que será cerca de 1.5 billones de pesos que no ingresarían a la industria nacional.


A pesar que las fechas de los partidos, no son tan atractivos como sucedió en mundial de Brasil 2014, porque gracias a las 8 horas de diferencia que hay entre los relojes de Catar y los de Colombia, los partidos iniciaran a las 5:00 a.m., 10:00 a.m. y 2:00 p.m. Lo cierto es que el comercio se ha sabido adecuar a esto, como paso en el mundial de Corea Japón 2002, donde alcanzaron a ver partidos hasta a las 4:00 a.m. y por eso no es raro que en los planes de los restaurantes se estén confeccionando menús con brunchs futboleros. Al igual, que más de un publicista por la temporada del año en la que se jugará Catar 2022, ya tendrá preparado el concepto de los reyes con el mundial.


Solo queda esperar a que en marzo ruede el balón y se defina de una vez por todas el destino de la selección y la de muchos empresarios que tienen preparados todos los agüeros para que Colombia clasifique al Mundial. Rodrigo Esteban Delgado A. Editor de contenido, Copy Estándar



 

Fuentes

-(2022). La Republica: Los sectores que pierden con la eliminación de la Selección Colombia de Qatar 2022. Bogotá, Colombia. Recuperado de: https://cutt.ly/2OH69G5

-G. Toro. (2022). La W: Las billonarias pérdidas que habrá en el país si Colombia no clasifica al Mundial de Qatar 2022. Bogotá, Colombia. Recuperado de: https://cutt.ly/VOJqy0y

-Dacer: Entiendo el cerebro: ¿Qué parte se ocupa de las emociones? Madrid, España: https://cutt.ly/tOJqEwj