Buscar

Que enseñanzas dejo para el mercadeo la última temporada de GOT


Imagen de: Hbo.com

El lanzamiento de la octava temporada de Game of Thrones fue quizás uno de los más importantes de la historia, sus seguidores esperaron pacientemente durante dos años donde se crearon todo tipo de teorías y no es para menos en la época del streaming pocas series han logrado concentrar tanta audiencia a nivel global como esta.


Si bien es una trama compleja había logrado congregar a todos sus seguidores en la historia de las guerras por el trono de hierro, pero a medida que fue avanzando la última temporada la emoción fue disminuyendo y las críticas fueron aumentando. Como prueba de ello están la cantidad de reclamos que llovieron por redes sociales cada vez que un capítulo fue emitido. Hay un refrán que dice que por los gustos se crearon los colores, algunos se habrán sentido contentos con lo que sucedió,contrario a eso una gran cantidad de personas quedaron disgustados, pero todo es una oportunidad de aprendizaje y desde el mercadeo se pueden sacar las siguientes enseñanzas.


No traicionar el producto


En el fútbol, hay un dicho que dice: “equipo que gana no se cambia”, si un producto es aceptado por su público objetivo al punto que se vuelve una marca de culto, si sufre cambios drásticos los clientes se van a manifestar heridos.

La promoción de la temporada se basó en la guerra del invierno entre el ejército de los caminantes blancos y la región del norte comandada por la casa Stark, incluso la marca Johnnie Walker sacó una botella de whisky conmemorativa por este hecho llamada White Walker. La larga noche tan solo dura el tercer capítulo de la temporada y el rey de la noche al cual toda la serie se le temió tuvo una muerte rápida, sin pelear y si bien fue sorpresiva también sucedió de una manera paradójica.


Uno de los éxitos de la serie en estos 8 años fue la construcción de personajes y alrededor de ellos se formaron personals brands que hacían que entre los seguidores se levantaran diversas fanaticadas por los protagonistas, pero esto también se traiciono. Por ejemplo:


Arya Stark tenía un propósito matar a todas las personas que estaban incluidas en una lista de quienes le habían hecho daño a su familia. Su destino era la venganza, durante muchas temporadas se preparó para eso, contrario a esto abandono su legado y terminó matando al enemigo de Jon Snow.


Jon Snow, el superviviente, el guerrero de las causas perdidas, que si bien no tenía ínfulas de poder estaba destinado a ser rey. Pero en la última temporada es presentado como un individuo manipulado por el amor, poco estratega y con eso se echó a perder toda la sagacidad que se le había elogiado desde el inicio. En su gran guerra la cual planeo casi toda la serie no tuvo una participación protagónica y su gran enemigo es asesinado de una manera sorprendente por su hermana menor.


Bran Stark, el cuervo de los tres ojos a excepción del capítulo final durante la temporada no tuvo ninguna participación relevante, sus teorías e información que parecían de gran valor al fin de cuentas poco importaron. Además, él se había negado a tener título de la realeza pero cuando le ofrecieron el trono lo acepto sin chistear.


Brienne de Tarth, la guerrera legendaria concluyó siendo presentada como una mujer con el corazón roto por causa de un amor imposible.


Jaime Lanister, bajo ruinas terminaron todas sus intenciones por limpiar su honor junto el amor de su vida Cersie, la gran villana que se vio reducida en una batalla que dejo mucho que desear.


Tyrion, el ser político, el estratega de toda la serie, si bien acabo siendo determinante en el final de la historia fue plasmado casi toda la temporada como un simple lacayo que solo se dedicaba a seguir ordenes, al punto que fue capaz de traicionar sus principios y a su amigo Varys.


Varys, la araña, el rey de los susurros, el que manejaba la comunicación bajo cuerdas no tuvo ningún peso al final de la historia.

Daenerys Targaryen, la madre de los dragones, es claro que en su familia hubo casos de locura, pero tuvo un cambio abrupto de un momento a otro paso de ser la heroína a ser presentada como la mala de toda la historia.


Todo el conocimiento Samwell Tarly no tuvo una utilidad práctica. El poder de Valar Morghulis al final no fue determinante, el príncipe prometido del que hablaron las brujas Melissandre y Kinvara jamás llegó.


El cliente se informa por su cuenta


Sí algo nos han demostrado la era digital es que el cliente es un ser activo y bidireccional. anteriormente con los medios tradicionales estaba condenado a quedarse con el contenido que el emisor le mandaba, pero las redes sociales han hecho que tenga voz y voto. Siente las marcas como propias, el estar siempre conectado le permite ser más exigente, se queja cuando algo no le gusta y de igual manera cuando siente una marca como propia la defiende a muerte. Por esto no es raro que muchas de las críticas de los capítulos se volvieran trending topic en Twitter en el mismo momento que trascurrían los capítulos, las personas no sueltan el celular así estén emitiendo su serie favorita porque les interesa compartir lo que piensan, además siente que sus opiniones tienen valor.


Con todo el contenido que se consume, el cliente espera que esto mejore su experiencia y si no es así buscara la manera de hacerse sentir tal y como lo evidencia La F.M. (emisora radial colombiana): Hasta la fecha 19 de mayo de 2019, fanáticos han recogido 380 mil firmas solicitándole a HBO que repita la última temporada, lo cual no es una cifra menor, equivale a llenar 10 veces el estadio Metropolitano de Barranquilla donde juega de local la selección Colombia.


El show no lo es todo


Sí algo hay que reconocerle a Game of Thrones son los efectos especiales, la calidad que perduró durante todas la serie y en la temporada final no dejo de sorprender, en el capítulo de la guerra de la gran noche el propio HBO informó que se demoraron 55 noches en realizarla. El penúltimo capítulo en la destrucción de King's Landing tampoco desentono la parafernalia, pero no lograron tener tantas reacciones positivas entre los fanáticos como si la tuvieron la masacre de la boda roja, la batalla de Aguas Negras y la batalla de los bastardos.


Las luchas de esta última temporada se enfocaron más en los juegos artificiales, pero desconcentraron en lo más importante, en el concepto de las mismas, no fueron acordes con el hilo conductor de la trama y esto molesto a la audiencia.




La importancia de construir marcas y no una mercancía

Phillip Kotler expreso “Si no eres una marca, serás una mercancía” y este fue uno de los mayores aciertos de HBO, más que construir una serie, se preocupó por formar una marca tan fuerte que hasta cuando el barco parecía hundirse con una temporada muy criticada sus fanáticos no la abandonaron y continuaron hasta el final.


Existirá el debate por muchos años si es merecedora del título de ser considerada la mejor serie de la historia, eso está en el gusto de cada cual, pero en lo que no queda duda es que ha sido la que mejor ha sabido aprovechar la dimensión del fenómeno global para concentrar mazas. Tan solo en Estados Unidos más de 17 millones de personas vieron el lanzamiento de la temporada, algo que prácticamente solamente era visto en eventos mundiales como los Juegos Olímpicos.


Como no era de esperar muchas marcas se aliaron con HBO para lanzar productos conmemorativos buscando aprovechar todo el boom de la serie como el caso ya mencionado de Jonnie Walker, otras también entraron al juego como: Adidas que lanzó unas zapatillas Ultra Boost de la serie, la empresa española Liandola LS fabrico un licor verde llamado Fuego Valyrio, Monopolio hizo una edición especial del juego de mesa, Oreo realizó una caja de galletas especiales, la marca de cosméticos Urban Decay filial de la compañía francesa L´Oreal produjo una línea inspirada en la ciudad de Poniente, entre muchas otras más.


HBO facturo económicamente lo que se había propuesto porque la audiencia no disminuyo, a pesar de las criticas eso no borra los 8 años de diversión que brindo la serie, por importancia de la misma es que se ha emitido tanto contenido póstumo como incluso este mismo. El público quedo con ganas de más, lo cual es algo positivo para la cadena televisiva y ya se habla de la aparición de una nueva serie, la precuela que contará la historia de los caminantes blancos, ojalá que por el mercado de las series sea tan exitosa como la trama que hizo tan grande a Game of Thrones .


Rodrigo Esteban Delgado A.

Editor- Copy Estándar