Buscar

Win Sports Más. Una historia de odios y amores


Es el mes de San Valentín no podía faltar una historia de odios y amores. Ya es bien sabido que desde el pasado 20 de enero ha cambiado la manera como se transmite el fútbol colombiano, cosa que venían haciendo RCN (por señal abierta) y Win Sports (por señal paga, canal que fue creado por Direct TV y RCN como un servicio especial de Direct TV que poco a poco se fue masificando en los otros cables operadores). Pero ahora se ha comenzado a emitir de manera exclusiva en un nuevo canal de servicio premium llamado: Win Sports Más.


La Dimayor ha argumentado que esta medida ha sido tomada para poder sostener financieramente al fútbol colombiano y la necesidad de buscar nuevas fuentes de ingresos. Esto ya se había intentado desde la modificación del espectáculo. Para no ir muy lejos, hasta la década de los noventas, el fútbol local se regía por un campeón de la liga A, un descenso de categoría y un ascenso. Pero en la actualidad se premia: 2 campeones de la liga A, un campeón de Copa Colombia, un campeón de Súper Liga, 2 campeones del torneo B, más una final definitiva de la categoría B. Adicionalmente se aumentaron los equipos de la liga A de 18 a 20 y se agregó una fecha extra de clásicos regionales.


Jorge Perdomo, el saliente presidente de la Dimayor en una entrevista con el diario deportivo AS Colombia, expresó que si uno quiere ver la serie Juego de Tronos debe pagar un servicio premium de HBO y que lo mismo debe suceder con el fútbol colombiano. Cosa que no ha caído bien en la audiencia porque comparado con plataformas streaming como: Netflix y Prime Video, resulta que ver fútbol local sale más caro y no se le aprecia un valor agregado al nuevo canal.


De todo esto se ha abierto un arduo debate en las redes sociales porque la mayoría de los usuarios no sienten que se justifique pagar $30.000 + IVA -para hogares- y $100.000 + IVA – para establecimientos de comercio-, cuando un servicio de televisión por cable común cuenta con partidos de ligas de primer nivel como: la española, la italiana, la alemana, la inglesa, la portuguesa, la francesa y la argentina. Adicionalmente la UEFA y la Conmebol han comenzado a transmitir de manera gratuita partidos por Facebook.


El contenido planteado en Win Sports Más es prácticamente el mismo que el de Win Sport tradicional. Abundan los programas basados en la opinión de periodistas que por la mayoría de los fanáticos no son vistos como líderes de opinión. Solo basta con ver la cantidad de memes y críticas que existen de ellos en las redes sociales. Además, los programas basados en el contenido de archivo tampoco han alcanzado a ser trascendentales, el periodismo investigativo y los documentales son prácticamente nulos. Cosa que si han hecho otros medios, como lo son los documentales realizados sobre el Palomo Usuriaga por: Caracol Televisión, El País y Telepacífico. Igualmente, Telepacífico hace poco emitió una mini serie testimonial sobre Faustino Asprilla y hace unos años Telemedellín realizó una titulada: encontrando a los perdidos, en donde buscaban a ex jugadores que habían sido exitosos en el deporte pero que después del retiro cayeron en el anonimato.


Desde el ente rector del fútbol colombiano, la comunicación ha sido un tanto arrogante y esto ha perjudicado la percepción de Win Sports Más, situación que también se ha alimentado de otros atenuantes.


Se han empeñado en mostrar como una innovación la utilización de mayor cantidad de cámaras, cosa que el usuario no lo percibe como un plus porque está acostumbrado a verlo en el fútbol internacional. Además, al expresarlo de esta manera pareciera que se estuvieran planteando una competencia contra ellos mismos, porque desde el 2012 están trasmitiendo el fútbol local.


Una de las razones por la cual el pago del canal premium parece excesivo, es porque a los usuarios no les importan ver todos los partidos y sienten que le cobran por algo que no utilizan. A la gran mayoría solo le interesa los encuentros del equipo del cual es hincha. Como solución a esto el canal debería plantear realizar diferentes paquetes aparte del que ya tiene. Por ejemplo, podría tomar los equipos con mayor número de audiencia y vender los partidos de cada uno de ellos en un combo más la opción de poder comprar los partidos de manera individual.


A pesar de todo esto, Jorge Enrique Vélez, actual presidente de la Dimayor afirma que así la gente se queje por redes sociales, gran cantidad de personas se suscriben a diario a este servicio y ve viable cumplir la meta que el presidente de Win Sport –Jaime Parada- ha tasado en 30% de penetración y según la estimación de Fuad Char (presidente del Atlético Junior) debe estar alrededor de 1.800.000 hogares. Contrario a esta información, fuentes extraoficiales de rating muestran que el inicio del canal no ha sido tan brillante.

Imagen tomada de: @RatingColombia

En un tema tan complejo dejar a todo el mundo feliz parece una tarea imposible, pero indudablemente, el juego deja unos ganadores y unos perdedores.


¿Quiénes ganan?


En teoría gana la Dimayor porque genera una nueva fuente de ingreso, al igual que Win Sport que mantiene su formato básico en los cables operadores y le suma un formato premium con pago extra.


Desde luego que los equipos también se ven beneficiados a corto plazo; en el negocio se plantea que recibirán más dinero por los derechos de la televisión, así como se prevé que aumente el número de asistentes a los estadios.

Asimismo, La radio se ve impactada positivamente, según un estudio de Publicis Media y Research, la radio sigue siendo fuerte con cifras superiores al 70% de penetración en las principales ciudades y ante la coyuntura, muchos fanáticos que no tengan acceso a la señal de televisión premium pero deseen seguir la señal de los partidos en la radio siempre encontraran un medio confiable al cual recurrir.


Los bares y restaurantes que trasmiten los partidos contaran con mayor afluencia de público los días que existan partidos trascendentales.


¿Quiénes pierden?


Primero que todo, pierde la audiencia que debe pagar más para ver el mismo producto que venía consumiendo desde años atrás.


Las marcas que patrocinan a los equipos y las que aparecen en las vallas de los estadios también se verán perjudicadas dado que perderán alcance.

A razón que, Win Sport Más promete menos publicidad en el transcurso de los partidos se reducirán los espacios de pauta.


A largo plazo pueden salir perjudicadas las marcas de los equipos colombianos, porque las nuevas generaciones al tener un acceso limitado al fútbol local y una mayor facilidad para ver las ligas de otros países, existe la posibilidad pasar que en unos años existan hinchas colombianos del Real Madrid, la Juventus y el Liverpool que no les interese en lo más mínimo el fútbol colombiano.


A largo plazo pueden salir perjudicadas las marcas de los equipos colombianos, porque las nuevas generaciones al tener un acceso limitado al fútbol local y una mayor facilidad para ver las ligas de otros países, existe la posibilidad que en unos años haya hinchas colombianos del Real Madrid, la Juventus o el Liverpool que no les interese en lo más mínimo el fútbol colombiano.


Rodrigo Esteban Delgado A.

Editor, Copy Estándar

Info@CopyEstandar.com

 

Fuentes


Las cifras de la radio fueron tomadas del siguiente documento: Publicis Media, Research. Colombia panorama 2020. (2019). [Archivo PDF] Pág. 29-31.


Pulzo. El número de suscriptores que espera tener Win Sports con su nuevo canal prémium. (2020). Recuperado de: https://bit.ly/3bo26ni


As Colombia. Presidente de Dimayor compara FPC con Game of Thrones. (2018). Recuperado de: https://bit.ly/39nmweu