Buscar

De publicista a The Rolling Stones

29 de agosto de 2021


El pasado 24 de agosto, las primeras planas se llenaron con la noticia que Charlie Watts, uno de los mejores bateristas de la generación de los 60 y miembro de The Rolling Stones había fallecido a sus 80 años.


Charlie se caracterizó por ser el integrante más mesurado de esta legendaria banda de rock británica. Y a pesar que estuvo lejos de participar en divorcios millonarios, arrestos y peleas sin sentido, tal parece que no se puede ser un verdadero rockstar sin pasar por un centro de rehabilitación. Y él hizo lo propio en la década de los 80, pero por un corto periodo.


Llegó a la música a los 13 años por medio de Dave Greem, un vecino que lo ánimo a incursionar en el jazz y con quien creo un cuarteto llamado: The A, B C&D, of Booogie Woogie.


Aprendió a interpretar la música de manera autodidacta siguiendo lo que hacían los músicos de los clubes de jazz de Londres. Sin embargo, nunca quiso ingresar a una academia musical porque sentía que esto le quitaba libertad, pero sí se destacó por sus estudios en el arte. Primero en Tylers Croft Secondary Modern School y luego en Harrow School of Arts.


Esto lo llevó a trabajar como diseñador gráfico en la agencia de publicidad Charles Hobson & Grey. Si bien no se tienen mayores datos de las piezas que realizó ahí, ni se posee mayor conocimiento de las marcas para las cuales trabajo, sin duda alguna esto lo ayudo a impulsar una gran marca de la industria musical.


Su fugaz paso por la publicidad llegó hasta 1963, cuando se unió a The Rolling Stones convirtiéndose junto con Mick Jagger y el guitarrista Keith Richards en uno de los miembros más antiguos de la banda.


En el escenario actuaba como un director creativo y no precisamente por su capacidad de mezclar el jazz con el rock, sino por su ingenio para controlar muchas cosas al mismo tiempo.


Siendo baterista marcaba el ritmo y le daba las pautas que debían seguir los demás miembros. Por eso no es raro ver en los videos de los conciertos a los guitarristas dándole la espalda al público por momentos buscando la mirada de Charlie para saber porque camino seguir.


Además, debía controlar tanto las frenéticas salidas del libreto de Mick Jagger así como los contrapunteos alocados de los guitarristas Keith Richards y Ronnie Wood.


Para nadie es una sorpresa que el fin de The Rolling Stones está cerca por la edad de sus integrantes y está a puertas de quedar enmarcada en los libros de la historia.


Por eso, para la banda como marca es muy importante la gira por los Estados Unidos la cual inicialmente tuvo que ser pospuesta a causa de la pandemia y se había reprogramado para este mes. Iniciando en San Luis, Misuri el 26 de septiembre y finalizando el 20 de noviembre en Austin, Texas.


Si bien Charlie no iba a participar por sus problemas de salud a causa del cáncer de garganta y en su reemplazo ya estaba definido el baterista Steve Jordan. Queda la incógnita, si por su fallecimiento vaya a ser cancelada de nuevo. Pero también es una oportunidad para brindarle un homenaje y con esto rehabilitar la marca añadiéndole un aire de nostalgia.


Rodrigo Esteban Delgado A.

Editor de contenido, Copy Estándar


 

-Agencia AFP. 25 de agosto de 2021. Una piedra que dejó de rodar. El País, Cultura. Colombia. P. B1

-Marín A. 29 de agosto de 2021.Wats era el corazón de los Stones: no siempre se sentía, pero sin él, la banda no tiene pulso.El Especatador, A fondo. Colombia. P. 2.10

-