Buscar

La moda en los tiempos del covid- 19



Por entenderse como algo superficial, la moda ha sido una de las industrias más golpeadas por el covid- 19. Casi todas las fábricas y tiendas a nivel mundial se encuentran cerradas. Además, la crisis inició en China, que representa el 40% del mercado de la moda de lujo y es el principal productor mundial de ropa.


Los retos que enfrenta la moda para empezar a subsanar la crisis, abarca la manera como se van a abrir de nuevo las tiendas, el fortalecimiento de los canales digitales y el entendimiento de las necesidades de protección personal.


Para mitigar lo sucedido en París la semana pasada, en donde se abarrotaron compradores ansiosos en las puertas de los almacenes de Zara con la reapertura del comercio. En España, la marca plantea agendar citas para sus clientes como en los consultorios médicos. La persona llama y le es asignada una hora determinada para visitar la tienda. Todo para garantizar que existan diez metros cuadrados por persona. Además, los probadores solo podrán ser usados uno intermedio de otro y la ropa probada que no sea comprada pasará a una cuarentena de dos días. No se recibirá efectivo, solo se podrá realizar el pago con tarjetas de crédito o de débito, y las cajas registradoras tendrán un acrílico de protección. Adicional a esto se tendrán las medidas reglamentarias como el aumento de los turnos de limpieza y la instalación de dispensadores de gel antibacterial tanto en la entrada como en los pasillos.


El panorama en Colombia es turbio, según cifras de Raddar Consumer Knowledge Group, la moda disminuyó en un 44,4% de los gastos de la canasta familiar en el mes de abril. Ante las calamidades las necesidades son distintas y se pasa de un comportamiento de consumo racional a uno de racionamiento, notándose que las personas le restan importancia al vestuario y valoran más otros productos como los elementos de aseo. Lo que vaticina Boston Consulting Group, no es más alentador, en un informe indica que es mejor irse preparando para un año sabático dado que este sector podría perder más de 43 mil millones de dólares en ventas durante el 2020.


Por otra parte, la mayoría de los almacenes de moda en Colombia, se encuentran instaurando sus protocolos de bioseguridad esperando la reapertura total del comercio, aunque no es clara la información del gobierno, se espera que al final del mes exista una directriz oficial. Viendo lo acontecido en Europa con la reapertura de los centros comerciales, las visitas a estos lugares irán retomando su regularidad por el deseo de los clientes, pero eso sí, cada tienda tiene la responsabilidad de proporcionar las condiciones para que esto suceda con prudencia.


Las marcas que pudieron pasar el trago amargo con mayor facilidad fueron aquellas que tenían establecidas previamente canales de comercio electrónico, pero en su mayoría contaban con un error, se habían establecido únicamente como un canal transaccional donde su estrategia radicaba en el precio, su mayor atractivo solían ser los descuentos y no se habían preocupado por crear una relación con el cliente por este medio. Tan solo eran vistas como un complemento de la tienda física.


En medio de la situación en la que nos encontramos, se puede notar que no somos una sociedad tan digital como lo teníamos pensado y para algunas empresas mudarse a este espacio de la noche mañana no ha sido fácil, porque se tiene el imaginario que el comercio electrónico está compuesto por plataformas robustas y complejas de implementar. Pero en medio de todo, nació un caso de éxito en el sector textil, el de la cadena de almacenes bogotana Only. Primero que todo se ganó el corazón de sus clientes al ser de las primeros en informar que garantizaría el empleo de todos sus colaboradores a pesar de las adversidades. Al notar que el aislamiento se extendía se idearon una manera un tanto artesanal para concretar ventas virtuales. El comprador diligencia un formulario con información personal y los datos del producto que requiere, con este detectan el almacén más cercano a su residencia, luego es contactado por un vendedor, quien, por WhatsApp, le envía fotos del producto y concreta la transacción para posteriormente despachar el domicilio. Adicionalmente cuenta con diferentes métodos de pago como efectivo, trasferencia bancaria, así como tarjetas débito y crédito.


Coco Chanel decía que la moda es un reflejo del tiempo en el que vivimos y el covid- 19 no es la excepción. Precisamente Chanel, durante la primera guerra mundial se encargó de hacer una revolución en la moda ante la escasez de materiales. Creo piezas de alta costura fabricadas en tela para muebles y cambio la forma de vestir de las mujeres. Desapareció los ajustados corsés y proclamó que la ropa elegante podía ser cómoda también. En la peste negra los trajes de médicos que se caracterizaron por sus máscaras que parecían tener forma de pico de águila marcaron esa época. En 1918, durante la gripe española los tapabocas se convirtieron en un accesorio. Asimismo, en los tiempos de la segunda guerra mundial muchos mapas se imprimieron en seda porque eran fáciles de ocultar en la ropa de los soldados, al finalizar esta conflagración los mapas seguían siendo usados para fabricar ropa porque la tela seguía siendo racionada.


La moda rápida, que se constituye de prendas de poco uso en estos momentos es inútil. La escasez de dinero lleva a premiar los elementos esenciales y por eso las personas necesitan productos duraderos, sencillos de usar, fáciles de lavar y que no renuncien a su aspecto estético. Por eso es importante resaltar que el vestuario crea un estilo en las personas y este a su vez forma un lenguaje. Pero nos hemos encontrado, con que las mascarillas quirúrgicas nos uniforman a todos y esconden nuestras expresiones faciales.




Se estipula que esta emergencia sanitaria se extenderá por lo menos un año y medio más, lo que indica que los elementos de protección personal terminaran por convertirse en otro accesorio de vestir, por esta razón ya hay marcas respondiendo a esto como Veléz, Bossi y Totto que ofrecen desde tapabocas hasta overoles enterizos. Tampoco hay que dejar de lado que con la proliferación del home office, la vanidad se verá sacrificada por la comodidad y las prendas de colores serán aliadas para dejar atrás los días grises.


Rodrigo Esteban Delgado A.

Editor, Copy Estándar

Info@CopyEstandar.com

 

Fuentes


-Raddar Consumer Knowledge Group. (2020). Consumer Report abril 2020.

-(2020). Almacenes Only se reinventa y a través de WhatsApp inicia ventas a distancia. Dinero: Colombia. Recuperado de: https://bit.ly/3g0bWxS

-C. Sowerbutts. (2020). ¿Cómo afectará el Covid-19 a las tendencias de moda futuras? Luxiders: España. Recuperado: https://bit.ly/2WFYms4

-M.Claire. (2020). ¿De verdad está cayendo tanto el consumo de ropa? Así está afectando el coronavirus a la moda. Marie Claire: España. Recuperado: https://bit.ly/366owHk

-(2020). La moda post covid-19. América Retail: Colombia. Recuperado de: https://bit.ly/3g0dTuc