Buscar

Las ideas


La idea, puede considerarse como la partícula atómica de una estrategia, pero por sí sola no significa mucho, son solo palabras en el aire. Para concretarse debe de ir acompañada por un conjunto de acciones que permitan ponerla en práctica.


Lo más peligroso que puede pasar cuando se tiene una idea es que se escape, no importa lo rara que parezca, de eso se trata brainstorming (o la lluvia de ideas) en la etapa inicial. Ya en el proceso de decantación se analizará si vale la pena o no. De seguro que en un principio pudo sonar descabellado que un modelo de negocio sobreviviera regalando su producto como el caso de los periódicos gratuitos o ¿a quién se le ocurriría vender agua embotellada en lugares donde este líquido es potable?


Para Pablo Picasso, las ideas solo eran un punto de partida y evolucionaban en algo diferente. Si alguna quedaba intacta en el proceso creativo quería decir que no era lo suficientemente poderosa, porque una buena idea debe dar paso al desarrollo de muchas más.


Se tiende a pensar que a una idea solo se le debe crear un prototipo cuando está altamente desarrollada y eso es un error. Si en el proceso de decantación se concluyó que tiene potencial es hora de empezar a explorarla más a fondo.


Lo más apropiado es hacer este proceso utilizando elementos visuales, tanto como sea posible. Bien, pueden ser bocetos, modelos gráficos o incluso notas de Post-It formando un esquema. Solo de esta manera se podrán encontrar espacios en blanco que antes no habían sido explorados y esas son las ideas que cambian al mundo.


Tal como sucedió con la aparición del Ipod, que Steve Jobs redondeo con una frase: “Muchas veces, la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo muestran”. Aparte de la música portable que ofrecían también otros competidores. Con la creación de la aplicación ITunes alojada en este dispositivo, les permitió a los usuarios comprar y descargar canciones con mucha comodidad sin necesidad de adquirir un álbum completo como sucedía con los CD. Esto le dio un golpe a la piratería y cambio la industria de la música para siempre.


Por último, es importante resaltar que toda idea innovadora en el mundo del marketing debe partir de comprender a los clientes, sus entornos, temores y pretensiones. Pero la solución no debe ser literal a esas necesidades, requiere una indagación más profunda. Henry Ford, decía que de quedarse con el deseo de la gente tan solo les habría ofrecido un caballo más rápido.


Rodrigo Esteban Delgado A.

Editor, Copy Estándar

info@CopyEstandar.com