Buscar

Plan para un lunes festivo por la noche

5 de julio de 2021

Es muy común que muchas personas en plataformas de streaming como Netflix, gasten más tiempo buscando una película que viéndola. Así que, pensando en esto, aquí está la recomendación de un documental para aquellos que les llama la atención la producción audiovisual.

Lo primero, es que si aún no has visto la película El Ejército de los Muertos es ideal que la veas porque la recomendación es precisamente del documental sobre su producción, aunque puedes continuar leyendo porque este artículo está libre de spoilers.

El documental se llama El Ejército De Los Muertos – Detrás De Cámaras, y muestra todo el proceso que lideró el director Zack Snyder, quien también dirigió la famosa película: El Amanecer De Los Muertos y con el paso del tiempo se ha convertido en un punto de referencia para las producciones del género zombi.

Aquí se muestra todo el desarrollo tanto creativo como de producción, haciendo énfasis en el cambio conceptual y narrativo que se aplicó en esta película para diferenciarse de las otras de este género, que a decir verdad se han vuelto muy predecibles. Mientras que, en las otras películas, las personas huyen de los zombis, en esta los protagonistas van a donde están ellos para robar una fortuna situada en Las Vegas que se encuentra infestada por una pandemia de muertos vivientes.


Además, muy a la par del marketing moderno que busca humanizar todo, Snyder creo una nueva raza de zombis que, aparte de ser más fuertes, también poseen condiciones humanas como los sentimientos afectivos y un sistema de sociedad jerárquico.



Composición realizada con imágenes de: Netflix.com

De igual manera, muestra otras cosas interesantes, como la animatronica aplicada en los personajes zombis y la recreación de Las Vegas en una locación de Nuevo México, con la ayuda del modelado 3D y de la captura fotográfica 3D del perímetro de esta ciudad gracias a la empresa Cedarleaf VFX.


Asimismo, expone detalles más profundos de la filmación como es el caso de los equipos. Snyder, comparte que se utilizaron cámaras Monster 8K de RED con lentes de la marca Leica y de la referencia Dream de Canon que se usaban en las grabaciones del cine de los años setenta. Lo cual puso el reto de crear un proceso casi artístico para poder fusionar estos equipos con el entorno digital y según él, esto fue lo que le permitió alcanzar una calidad de imagen sobresaliente que ha sido aplaudida por la prensa critica del cine.



Rodrigo Esteban Delgado A.


Editor de contenido