Buscar

Publicistas no tan publicistas III



Esta es la segunda entrega de personajes famosos, que, a pesar de haber sobresalido en otras disciplinas, su paso por la publicidad fue fundamental para el desarrollo de sus carreras.


Gustavo Cerati


Lo que muchos no saben es que esta idea de Soda Stereo empezó a formarse dentro de una facultad de publicidad y esto es retratado en el libro: Gustavo Cerati, la biografía, de Juan Morris. Desde muy joven, Cerati había decidido ser músico, pero fue criado al interior de una familia tradicional de clase media y aventurarse por esta opción como primera instancia era una misión imposible.


Al final de los 70, la Universidad Del Salvador era la única en Argentina que había abierto una carrera dedicada a la comunicación y a la publicidad. Cerati sintió afinidad por ella y terminó por inscribirse. En este lugar estuvo inmerso con un grupo de jóvenes modernos, rebeldes e inquietos que escuchaban un tipo de música que aún no era comercial en Buenos Aires y que acabaron por nutrir sus conocimientos musicales.


Precisamente ahí conoció a Héctor Pedro Juan Bosio, quien por llegar siempre tarde a clases recibió el apodo de Zeta Bosio que en la posteridad se convertiría en su nombre artístico. Luego aparecería en escena Charly Alberti, un baterista que cortejaba a una hermana de Cerati y de la unión de estos tres surgiría la revolución del rock en español.


En esos momentos Soda Stereo todavía era una idea en estado de efervescencia que no tenía una forma definida, al punto que Zeta Bosio y Gustavo Cerati alcanzaron a debutar en la publicidad. Junto a otros compañeros de clases crearon una agencia llamada Hergus & Herlois que funcionaba en una oficina de la agencia Prode. Cerati se dedicaba a la parte gráfica mientras que Zeta realizaba los textos. Tenían trabajos pequeños como la producción de catálogos para tiendas de ropa y un boletín semanal llamado Info - Mario que contenía rifas, chistes y abundante pauta publicitaria.


Soda Stereo que parecía un hobby de tres amigos rockeros empezó a evolucionar más rápido de lo esperado. Pasaron en un instante de tocar en bares de Buenos Aires, a llenar estadios y concretar giras internacionales. Esto dio como resultado que ni Cerati ni Zeta Bosio terminaran la carrera universitaria, pero sin duda alguna obtuvieron una infinidad de conocimientos que luego pusieron en práctica como el manejo de la imagen, la creación de un concepto de marca y la apertura de nuevos mercados.


Johnnie Walker


Haciéndole honor a su apellido: Walker –que se traduce al español como caminante-, la marca no ha dejado de moverse desde sus inicios en 1820 y fue pionera en muchos aspectos del mercadeo. Por aquel entonces, las tiendas de la zona norte de Escocia sólo ofrecían un tipo de licor de malta procesado en una sola destilería que tenía una calidad reprochable, su único objetivo era embriagar a sus compradores.


Johnnie de una manera muy empírica, empezó a experimentar con el producto, mezcló diversos tipos de maltas que sometía a pequeñas pruebas de producto con sus clientes. Esto le permitió encontrar una composición homogénea que satisficiera a la mayoría y así poder brindar un producto de calidad.


Sin proponérselo estaba siendo un detonante para la industria del whisky que estaba dejando de ser la bebida con la que se emborrachaban los granjeros y los mineros para convertirse en uno de los licores de lujo más preciados del mundo.

Con este éxito, más destilerías que se preocupaban por la calidad, fueron ganando espacio hasta convertirse en el producto insignia de Escocia. A la par de esta evolución, Johnnie fue progresando y se le unieron sus hijos: Robert y Alexander que crearon el producto Old Highland Whisky, que después se transformaría en la presentación que hoy conocemos Black Label 12 años.


Alexander, aparte de ser un reconocido maestro del arte de la mezcla, también era un hábil negociante y convenció a los capitanes de los barcos del puerto de Glasgow, de llevar el whisky con el nombre de su padre por todo el mundo. En este momento de la historia, más exactamente en 1860, hizo una importante transformación en el empaque que se volvería en un icono de la marca. La famosa botella cuadrada se diseñó con un propósito funcional. De esta manera en los largos viajes se quebraban menos y cabían más unidades en los compartimientos de almacenamiento. Además, la etiqueta cuenta con una inclinación de 24 grados, lo cual permite que las letras sean más grandes y de esta manera la marca puede sobresalir en las estanterías.


San Publicito


San Publicito es la personificación actual de San Pablo, que se hizo famoso por ser uno de los apóstoles que mejor divulgó el cristianismo en sus inicios, generando una suma importante de feligreses. Cosa que guarda una profunda relación con la publicidad y por eso en España se ha decretado como el santo patrono de la publicad, a pesar de que en Italia este título se le otorga a San Bernardino de Siena quien realizó una labor parecida.


El 25 de enero se celebra la conversión San Pablo Apóstol, pero el Convenio Colectivo Estatal de Empresas Españolas de Publicidad, estableció que el día de San Publicito se festeja el último viernes de enero, dado que varias agencias declaran esta jornada como no laborable y le dan rienda suelta al festejo del día del publicista en este país.


El nombre de San Publicito nació como una broma al interior de la agencia Bassat Ogilvy & Mather al final de la década de los 80, pero en 2015 la agencia Peanuts & Monkeys considerando que en una industria donde la imagen lo es todo, la estampa de San Pablo Apóstol y la de San Publicito deberían separarse para siempre. Creó toda una campaña en la cual invito a seis reconocidos publicistas a presentarse como la nueva cara de San Publicito y en el sitio web www.sanpublicito.com, colegas votaban por el que mejor se sintieran representados. Al final ganó Ignes Giro (fundador de la agencia Honest&Smile) quien fue inmortalizado en una estatuilla impresa en 3D con el arquetipo del santo guerrero que fue acompañado con el eslogan: ‘porque en cada campaña hay que lucharla’.



Rodrigo Esteban Delgado A.

Editor de contenido de Copy Estándar


 

-Redacción El Tiempo. (2005). El Tiempo: Patrono de publicidad. Bogotá, Colombia. Recuperado de: https://bit.ly/2Ygsycc

-Marín N. (2018). Reason Why: San Publicito es el último viernes de enero. Recuperado de: https://bit.ly/2DNuIGU -La historia de Johnnie Walker. Johnnie Walker. Recuperado de: https://cutt.ly/Gd7Ie2s

-V Shah. (2020) Las 25 marcas de whisky más vendidas en el mundo en 2020. Revista GQ: España. Recuperado: https://cutt.ly/Td7Iilz

-J. Morris. (2015). Cerati la biografía. Bogotá D.C., Colombia. Debate.