Buscar

Todas las crisis traen nuevos retos



El gremio de la publicidad, se encuentra en una época difícil. De por sí, la caída del mercado financiero preveía recortes en los presupuestos de pauta. Todo se agravo con la emergencia del COVID-19. Además, en los tiempos de crisis las estrategias de mercadeo tienden a definirse por tácticas basadas en el precio, más que en inversiones grandes de producciones publicitarias. Lo que desde luego puede repercutir en pérdidas de empleo en el sector.


Este es un duro golpe que también siente la industria de los espectáculos, por más que en un momento todo esto llegue a la normalidad, el pensamiento colectivo se puede ver afectado por el temor a las aglomeraciones de personas, que sin duda generará traumas como el recuerdo de algo que fue potencialmente letal. Pensar en un concierto o en un estadio de fútbol lleno por ahora parece un imposible. Situación que de igual manera afecta a las actividades BTL y a las activaciones de marca.


Todos estos cocteles de conjeturas llevan a pensar, si esto encaminara a que muchos modelos de negocios se vuelvan a replantear. ¿Acaso el streaming ganará más protagonismo? Los formatos premium de ‘pago por ver’ pueden dinamizar de nuevo algunos mercados como una alternativa ante la prohibición de convocar multitudes.


Las marcas han intentado responder ante la crisis. Algunas han modificado sus logotipos, generando contenidos emocionales y creando nuevos servicios para que sus clientes no se tengan que desplazar hasta sus establecimientos físicos. Otras han hecho donaciones y se han visto premiadas con el beneplácito del free press. Los lazos que se creen ahora son importantes y es algo que en el futuro las audiencias sabrán recompensar.


Desde luego que, al estar en casa las personas, tienden a usar más sus dispositivos móviles lo cual hace atractivo los medios digitales para generar publicidad y una oportunidad para brindarle nuevas experiencias a los usuarios.

Lo cierto es que ante las crisis la comunicación se vuelve indispensable, lo que quiere decir que la publicidad no podrá ser abandonada, sufrirá cambios como todo y estamos obligados a adelantarnos a ellos.


Rodrigo Esteban Delgado A.

Editor, Copy Estándar

Info@CopyEstandar.com